En Japón existe un tipo de tienda algo peculiar: las tiendas de conveniencia o “konbini”, según su transcripción al español. ¿Alguna vez has oído hablar de ellas? En esta entrada te contaremos qué son y nuestra experiencia en los konbini. Esta palabra viene del inglés "convenience", por eso se escribe en el silabario katakana del japonés.

Los konbini (コンビニ) son parecidas a las tiendas de alimentación de España (que normalmente están regentadas por dueños chinos), pero no son exactamente iguales. Los konbini más famosos que vimos en Japón son:

7eleven


 

Family Mart


 

Lawson


 

Algunas características que nos han encantado de los konbini son:

1. Están abiertos 24 horas

Los konbini nunca cierran, al menos los que nosotros hemos visitado en Tokyo. Esto hace que su nombre de tienda de conveniencia cobre sentido. Cada vez que hemos necesitado algo en Japón, lo hemos podido encontrar en una tienda de conveniencia a cualquier hora. Esto lo agradecimos mucho sobre todo cuando llegamos a Japón, ya que al venir de viaje y no estar habituado al horario japonés, solíamos ir a comprar y a comer a horas algo extrañas allí. A las 6 de la tarde ya es de noche, por lo que varias veces tuvimos que cambiar el plan para hacer turismo o ir a cenar, aunque nuestros queridos konbini siempre estaban abiertos.

2. Puedes encontrar de todo

En los convini no sólo venden refrescos y algunos productos envasados, como en las tiendas de alimentación de otros países, venden casi de todo. Algunas cosas que hemos podido comprar en este tipo de tiendas son:

3. Están por todas partes

Estas tiendas son de conveniencia porque de verdad están abiertas a todas horas, y están por todas partes. En las estaciones de tren y metro, en las calles más concurridas, en otras no tan concurridas… Sin exagerar, encontramos una de estas tiendas prácticamente en cada esquina de Tokyo. Es casi imposible que te surja una necesidad y no encuentres una tienda donde puedas adquirir algún producto de urgencia.

4. Los trabajadores suelen hablar inglés

Aunque os cueste creerlo, en Japón el nivel de inglés es bastante bajo. Los japoneses son bastante malos con el inglés. Por ello, que los trabajadores de un establecimiento hablen inglés (u otro idioma) es un factor muy importante cuando estás de turismo en Japón. Quitando las tiendas de los centros comerciales más grandes, es complicado encontrar una tienda cuyos empleados hablen inglés (al menos, inglés lo suficientemente fluido como para poder atenderte). ¡Menos mal que nosotros íbamos con nuestra profe de japonés!

Por último os dejamos una imagen con las empresas de konbini que hay por Japón.


Esperamos que todo esto os sirva si vais a Japón, y ¡nos vemos en clase!